¿Por qué el miedo no nos deja ser nosotros mismos?

Actualizado: 26 de oct de 2018

GESTIONAR Y SUPERAR  EL MIEDO

Quién no conoce el miedo? Esto es casi  imposible, todos tenemos o hemos tenido en algún momento de nuestra vida miedo a alguna situación o personas  que no sabemos o sabíamos gestionar adecuadamente. Podemos vernos desbordamos, encontrarnos en un callejón sin salida, desequilibrarnos, paralizamos, ser manipulados por alguien…etc. y simplemente  dejarnos llevar por la situación o por la persona.

El miedo es una emoción que nos avisa de un peligro. Es un estado mental que nos bloquea, nos paraliza, aunque seamos capaces de enfrentarnos a la situación , nuestras capacidades y talentos se ven mermadas y creemos que no tenemos recursos , nos frena y  nos impide avanzar en el camino que llevamos y a veces  hasta no cumplir nuestros sueños más deseados.

Para vencer el miedo, lo único que lo vence es enfrentarnos a él, de frente, cara a cara, hacer aquello que nos da miedo hacer, esa acción a la que tememos, a la que estamos  evitando.  Ralph Waldo Emerson dijo “Fue un gran consejo que un día escuche que le daban a un niño: “siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo.”

Dejemos de esperar el momento adecuado, no existe, el momento es este, en el que nos encontramos, “Aquí y Ahora”.

Siempre debemos de seguir en la dirección y en el camino que nos hemos propuesto y marcado, no  podemos ni debemos desviarnos, sólo así venceremos el miedo. Es como si te encuentras en un camino recto un obstáculo y a lo lejos  visualizas el final, la meta. ¿Qué haces? Sólo te queda dos opciones si quieres llegar a esa meta, una es apartar el obstáculo de tu camino, por muy dificultoso que éste sea. Te atreves, lo haces, lo vences  y continúa tu camino y la otra opción es darte la vuelta, pero dejarás de ver la meta y te apartarás de ella, de tus objetivos y de tus sueños. Para Eleonor Rooseve “Usted gana fuerza, valor y confianza con cada experiencia en  la cual usted se detiene y mira al miedo en la cara. Ya que luego de esto usted es capaz de decirse a sí mismo: “He superado este terror. Ahora puedo enfrentarme a lo próximo que se me venga.”.

Todas las personas somos el resultado de nuestros sueños, menos nuestros miedos, multiplicado por nuestra actitud ante los hechos de la vida. Si los sueños son mayores que nuestros miedos, la actitud se verá fortalecida en vencer cualquier dificultad por muy difícil que éste sea.

A veces en la vida se nos presentan situaciones complicadas, en las que el miedo se apodera de nosotros, porque no queremos equivocarnos, queremos  agradar a los demás y que nos aprueben y entonces optamos por hacer  lo que los demás  esperan de nosotros, así no arriesgamos y evitamos  problemas, de esta manera, no nos enfrentamos adecuadamente al miedo y actuamos de forma distinta a como pensamos.

Al final los demás decidirán por nosotros, pondremos nuestra vida y nuestra felicidad en manos de ellos y nuestra  autoestima se resentirá, la golpearemos, la dañaremos y  lo más probable que pase, es  que pensemos  de una manera y digamos o hagamos lo que ellos quieren, lo que esperan de nosotros, cuando lo más importante es “ser uno mismo”, con todas sus consecuencias, siendo coherente con lo que  pensamos, decimos  y hacemos. Esta será una manera  inteligente de ganar al miedo.

La gran mayoría de las personas tenemos miedo a lo desconocido, a salir de nuestra zona de confort, al fracaso, a sentirnos débiles o vulnerables ante los demás  y esto hace que no tomemos las decisiones adecuadas, en momentos decisivos,  buscando excusas, que en realidad no son más que mentiras que nos venden nuestros propios miedos.

No tenemos que tener miedo a equivocarnos, la vida es eso, te equivocas, lo vuelves a intentar,  te caes, te vuelves a levantar y continúas el viaje… No pasa ni ha pasado nada, tampoco hay que tener miedo a que todas las personas tengan que darnos su aprobación, no podemos caer bien a todo el mundo y además no todo el mundo merece  la pena que tengamos que  satisfacerlos. Cuánto menos nos importe la opinión de los demás, más libres nos sentiremos y mayor autoestima tendremos, porque más creeremos en nosotros mismos y podremos desarrollar de una manera más eficaz nuestras capacidades, talentos y cumplir nuestros sueños.

Por tanto debemos de proponernos que el miedo no nos impida avanzar en nuestra dirección, que no dejemos de ser nosotros mismos, hay que vencerlo, hagámonos valientes y cuanto más nos enfrentemos, superemos el miedo, más aumentará  nuestra autoestima y más se fortalecerá.

Habremos aceptado y superado una nueva realidad y nos sentiremos  mejor, más calmado y sereno ante  la vida, siendo más coherente entre lo que pensamos, decimos y hacemos, con nosotros mismos  y con los demás y lo más importante nos habremos PERMITIDO SER UNO MISMO, queriéndonos, aceptándonos y superándonos.

Te dejo con el Relato de Rudolf Steiner para que puedas sacar  tu propias  reflexiones  sobre el miedo” Me niego a someterme al miedo que aleja mi libertad, que no me deja arriesgar nada……

“Me niego a someterme al miedo que aleja la alegría de mi libertad, que no me deja arriesgar nada, que me torna pequeño y mezquino, que me amarra, que no me deja ser directo y franco, que me persigue, que ocupa negativamente mi imaginación, que siempre pinta visiones sombrías.”

“Mientras tanto no quiero levantar barricadas por miedo del miedo. Yo quiero vivir, y no quiero encerrarme. No quiero ser amigable por tener miedo de ser sincero. Quiero pisar firme porque estoy seguro y no por encubrir mi miedo.”

“Y cuando me callo, quiero hacerlo por amor y no por temer las consecuencias de mis palabras. No quiero creer en algo sólo por el miedo de no creer, no quiero filosofar por miedo de que algo pueda tocarme de cerca.”

“No quiero simular, sólo porque tengo miedo de no ser amable. No quiero imponer algo a los otros por miedo de que puedan imponerme algo a mí; por miedo a errar, no quiero tornarme inactivo. No quiero huir de vuelta hacia lo viejo o inaceptable por miedo de no sentirme seguro en lo nuevo.”

“No quiero hacerme importante porque tengo miedo de que, si no, podría ser ignorado. Por convicción y amor, quiero hacer lo que hago y dejar de hacer lo que dejo de hacer. Del miedo quiero arrancar el dominio y dárselo al amor. Y quiero creer en el reino que existe en mí.”

– Rudolf Steiner



booking_traveler_review_awards_2020
Contáctanos

678 32 86 31  

info@castanobienestar.es

  • Instagram - Gris Círculo
  • Casa Rural Castaño Bienestar
Dirección

C/ Arias Montano, 20

21292 Castaño del Robledo (Huelva)

© 2020 CASA RURAL CASTAÑO BIENESTAR