¿VIVES UNA VIDA AUTÉNTICA?SÉ TÚ MISMO Y DEJA A LOS DEMÁS SERLO

¿Te das permiso para ser tú mismo y das permiso a los demás para ser ellos?

¿Te has planteado si la vida que estás viviendo es la que tú has elegido libremente, sin miedos, sin perjuicios, sin intentar agradar a nadie, siendo tú mismo? ¿Estás viviendo una vida auténtica acorde a lo que piensas, dices y haces?  ¿O por el contrario, te dejas guiar por lo que otros te dicen o esperan de ti?

Tú y solamente tú, eres el responsable de tu propia vida. De ti depende llevar una vida auténtica siendo tú mismo, aunque para ello, a veces, tengas que pagar un precio alto, ¿pero sabes cómo hacerlo? ¿Sabes construirte una vida auténtica para ti y para los demás?¿Te das permiso para ser tú mismo, amarte a ti mismo, quererte por encima de todo y de todos y das permiso a los demás para que puedan ser ellos mismos?A veces vamos por la vida en piloto automático, sin pararnos, por inercia, sin conocernos, sin saber quiénes somos y qué queremos ni cuál es el camino al que me dirijo y qué hago para no perder el rumbo, quién me acompaña, a quién he elegido.A menudo nos perdemos en el camino porque  tenemos miedos a asumir riesgos, a equivocarnos, a fracasar, a que nos rechacen… etc. Esperamos que otros nos den su aprobación de lo que estamos haciendo, diciendo….., si estuvo bien aquello que dijimos o aquello que callamos.Vivimos muchos de nosotros una vida prestada, la que ponemos en mano de otros,  siendo lo que los ellos  quieren que seamos, lo que esperan de nosotros, nuestro marido, nuestra mujer, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestro jefe….etc. Sus expectativas son las nuestras, buscamos  su  aprobación, dependemos  de ellos, porque no confiamos, no  creemos en nosotros mismos, en nuestras habilidades y capacidades y creemos que hay personas más preparadas o simplemente nos da miedo fallarles, no queremos enfadarles y  le damos permiso para que  tomen  nuestras propias decisiones en base a  sus criterios , buscando  su consentimiento y haciéndonos  de esta manera sentirnos  bien a corto plazo, pero perdiendo nuestro propio rumbo, nuestro camino y sobre todo anulando  nuestra propia y auténtica identidad, nuestro ser todo su su desarrollo .Jorge Bucay, ilustre terapeuta gestáltico y escritor argentino decía que  nacemos humanos, luego nos hacemos individuos, para finalmente crecer y hacernos personas a lo largo de la vida  y en este proceso de  evolución  es importante que nos hagamos las siguientes preguntas  para crecer y hacernos auténticas personas:

  • ¿Quién soy yo?

  • ¿Qué quiero?

  • ¿A dónde  me dirijo

  • ¿Qué hacemos  para no perder el rumbo?

  • ¿Con quién voy, quién me acompaña?

Para llevar una vida auténtica, lo primero que hay que hacer es quererse a uno mismo, confiar  en nosotros, aceptarnos y superarnos, es decir amarse  a uno mismo incondicionalmente, por encima de todo, lo que lo psicólogos llamamos tener y desarrollar una alta Autoestima, sólo así podremos también querer a los demás,  comprenderlos, aceptarlos, independientemente de quiénes sean y en el proceso que estén de sus vidas, lo que llamamos en psicología empatía.Merecemos ser quiénes queramos ser y dejar ser a los demás quienes quieran ser. Tenemos por tanto, el deber y la obligación de  permitirnos y permitid a los demás  la  libertad de ser todo aquello que seamos y sean capaces de ser.Para Virginia Satir, trabajadora social y  psicoterapeuta americana, en su declaración de autoestima, extraídas de su libro “En contacto íntimo”  la autenticidad y el desarrollo de la autoestima son esenciales para escuchar, sentir, entender y conectar a nivel intrapersonal e interpersonal, otorgándole  una gran importancia  a la actitud amorosa con uno mismo, para así llegar a conectar profundamente con los demás. Existen, según la autora,  5 libertades de autoestima  para ser nosotros mismos y auténticos:

  1. La LIBERTAD de ver y escuchar lo que está aquí, en lugar de lo que debería estar, estuvo o estará.

  2. La LIBERTAD de decir lo que se siente y se piensa, en lugar de lo que se debería sentir y pensar.

  3. La LIBERTAD de sentir lo que se siente, en lugar de lo que debería sentirse.

  4. La LIBERTAD de pedir lo que se quiere, en lugar de tener siempre que esperar el permiso.

  5. La LIBERTAD de arriesgarse por cuenta propia, en lugar de optar únicamente por estar “seguro “y no perturbar la tranquilidad.

Con todo lo expuesto, os invito a reflexionar y que sigáis  con  vuestro camino, el elegido por vosotros, que estemos  preparados  para equivocarnos, caernos, levantarnos y continuar… que no pasa nada,  que hay que confiar y creer en nosotros, preparados  para hacer el camino con alguien y dejarlos ir, si eligen otro camino y ya no desean hacerlo con  nosotros. No hay que obligar ni imponer a nadie  a  que esté a nuestro lado , hay que dejar a la  otra persona ser ella misma,  que  haga  lo que quiera hacer y  que elija  su propia vida, con o sin nosotros . Según Jorge Bucay amar a los demás es concederle ese espacio de libertad  que necesitan para hacer lo que ellos quieran, aunque para  nosotros no sea lo que más nos conviene.Superar esas pérdidas, al igual que superar obstáculos, forma parte de nuestras vidas y nos hace ser resilentes, es decir, tener la capacidad de hacer frente a las adversidades, superándonos y continuar el camino, nuestro viaje, a esa vida auténtica. , darnos permiso para ser lo que queramos  ser….¿Te permites ser y dejar ser?


5 vistas
booking_traveler_review_awards_2020
Contáctanos

678 32 86 31  

info@castanobienestar.es

  • Instagram - Gris Círculo
  • Casa Rural Castaño Bienestar
Dirección

C/ Arias Montano, 20

21292 Castaño del Robledo (Huelva)

© 2020 CASA RURAL CASTAÑO BIENESTAR